4 pasos para bañar a tu gato


Ya lo sabes, tu gato es muy exigente con su limpieza ya que pasa  gran parte de su día acicalándose y acicalándose.

Normalmente los gatos no necesitan ayuda para mantenerse limpios. Los felinos aprenden desde muy pequeños a mantenerse limpios, ya que la madre les enseña el arte de bañarse.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que es posible que sea necesario bañar a tu gatito. Pensemos en las alergias cutáneas y las infestación por pulgas o simplemente en los gatos enfermos y mayores que pueden tener dificultades para mantenerse limpios. 

Descubrirás que tu gato probablemente se resista a bañarse, pero puede hacerlo si está preparado. 

Por esto, 

Aquí va tu ayuda adicional 😉

¡Prepárate!

El mejor lugar para bañar a tu gato es una habitación pequeña y cerrada. Si tienes un fregadero en tu cuarto de lavado, esto funcionaría perfectamente. También un lavabo bastante profundo en el baño esta bien. La idea es colocar a tu gato en un área pequeña para ayudarlo a sentirse más seguro durante el proceso. Otra idea es utilizar una bañera para bebés y colocarla dentro de tu propia bañera.

Asegúrate de tener a mano todo lo que necesitas antes de comenzar. Créeme que se te hará casi imposible alcanzar la toalla o el champú mientras tu gato lucha para escaparse. Necesitará varias toallas, un champú suave y no irritante, como un champú para bebés o un champú para mascotas, y una taza para enjuagar. Incluso podrías considerar usar una herramienta especifica, como un cepillo para mascotas, para que se te haga mas fácil alcanzar el área debajo de la barbilla, alrededor del cuello y entre las piernas. Además, si el pelaje de tu gato está enmarañado, te aconsejo que lo recortes antes de empezar para no hacerle daño a tu gato mientras les frotas el pelo. 

Prepara el baño

Cuando tengas todo listo, necesitarás preparar el baño. Considera que a tu gato no le gustará el agua muy caliente o muy fría, por lo que el utiliza agua tibia. Piensa en la temperatura que usarías para bañar a un bebé, ¡esta será la temperatura perfecta para preparar un baño de 10! 

Recuerda que no necesitas mucha agua para bañar a tu gato, si no solo lo suficiente para enjuagarlo. 

¿Un tip extra? Coloca un tapete antideslizante o una toalla de baño doblada en el fondo del fregadero e en el lavabo antes de llenarlo de agua; esto evitará que tu gato se resbale por el fondo del fregadero o de la bañera 😉

Haz que tu gato se enamore del agua

Tienes todo preparado, ahora toca la parte mas difícil. Tienes que meter a tu gato al agua y aun que esto pueda parecer fácil…no lo es. Algunos gatos pueden tener más problemas que otros pero si es importante que tengas en cuenta la personalidad de tu gato.

El truco es sumergir a tu gato en el agua de una vez. Hazlo colocando una mano debajo de su barriga y la otra sobre su espalda (de manera firme pero suavemente para no hacerle daño) y lentamente bájale las patas traseras al agua. La reacción de cada gato es distinta y tu amigo peludo puede que te sorprenda. Algunos gatos se sentarán en silencio y te dejarán trabajar, mientras otros se asustarán e intentarán huir de ti. Si tu gato se resiste y lucha para escaparse, considera protegerte los brazos para que no te arañe, incluso puedes sostener su cuerpo cerca del tuyo mientras lo bañas para que se sienta más seguro. 

Nunca levantes la voz ni te muevas demasiado rápido, recuerda que, sobretodo al principio, tu gato tendrás que acostumbrarse a un sensación nueva y esto le asusta. Pero con un poco de paciencia y mucho amor, tu gatito se enamoraráà del agua. 

Es el momento de bañarse

Después de que tu gato esté un poco situado en el agua, puedes oficialmente empezar con el baño. 

Trabaja rápido, pero con suavidad. El mejor método es comenzar con la cabeza y seguir bajando pero ten cuidado de que no le entre agua o champú en los oídos u ojos y utiliza siempre una cantidad muy pequeña de champú. De lo contrario tendrás que enjuagar por más tiempo, y te aseguro que no será una experiencia muy agradable.

Cuando hayas terminado, envuelta a tu gatito en una toalla y secale el pelo suavemente. Si lo considera necesario, puedes utilizar un secador de pelo para que es proceso sea mas rapido. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *